«De la revolución no ha quedado nada», dice ex sacerdote sandinista

Decenas de simpatizantes del Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y empleados públicos se reunieron desde la madrugada de este lunes 19 de julio en una plaza pública de Managua para celebrar el 42 aniversario de la Revolución Sandinista, que puso fin a la dictadura de Anastasio Somoza en 1979.

Los seguidores de Ortega mostraron pancartas exaltando al mandatario que tomó el poder años después de la salida de Somoza y actualmente gobierna el país que atraviesa una de sus peores crisis en los últimos 30 años.

En el evento no hubo ni una sola palabra sobre los viejos cuadros históricos que combatieron durante la revolución sandinista como Dora María Téllez, Hugo Torres y Víctor Hugo Tinoco, los cuales fueron encarcelados recientemente “por traición a la patria”.

Desde la mañana del domingo, las instituciones estatales, así como edificios confiscados a medios de comunicación privados, como 100%Noticias y Confidencial, amanecieron con banderas del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) “en vísperas” del evento.

Está previsto que Ortega, que según sus detractores tiene similitudes con “Somoza” por censurar a la prensa, perseguir a opositores y reprimir las protestas en su contra dejando al menos 300 muertos en 2018, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pronuncie un discurso en horas de la tarde de este lunes en un mitin cerrado como ocurrió en 2020, debido a la pandemia.

El portal oficial El 19 Digital, mostraba mensajes de apoyo “en saludo a la revolución” de gobiernos afines al mandatario como Cuba y Venezuela, pero, a diferencia de otros años, el resto de los países se abstuvo de comentar al respecto y contrario a ello han exigido al mandatario que volvió al poder en 2007, que “cese la represión” y libere a la veintena de opositores que arrestó a menos de cinco meses que se celebren las elecciones presidenciales.

“Ando celebrando la revolución, que los golpistas no pudieron, ni podrán”, dijo a la Voz de América una manifestante que se identificó como Martha Lucía Talavera, mientras bailaba una consigna afín al gobierno.

Edgard Parrales, un exdiplomático que renunció al ejercicio sacerdotal para dedicarse a trabajar por la revolución sandinista en los años 1980, dice que de esto “no ha quedado nada”, mientras lamenta el rumbo que ha tomado el país.

“De la revolución como tal no ha quedado nada. Con el paso del tiempo lo que ha venido quedando es una imagen absolutamente adversa, negativa. Es una especie de antítesis de lo que pudo haber sido la revolución”, dice Parrales a la VOA.

Por Voz de América – Redacción

Radio Onda Tica © 2021. 
Todos los derechos reservados.

Radio Onda Tica © 2021. 

Todos los derechos reservados.

 

Los comentarios expresados en el sitio web o en las páginas de redes sociales, son responsabilidad exclusiva de sus autores y RadioOndaTica no se responsabiliza por su contenido ya que protegemos el derecho de expresión.